jueves, octubre 18, 2012

El maldito Toison


Dentro de las manías del coleccionismo comiquero hay una variedad, la fiebre tintinófila, de la que estoy aquejado desde hace bastante tiempo, en varias de sus vertientes, la del coleccionismo de albumes del periodista del flequillo, la de coleccionar figuritas metálicas sobre todo, y la de comprar libros sobre el peronaje. No son colecciones muy avanzadas, porque abarco demasiados frentes en el campo del comic y no puedo ni quiero centrarme en ninguno en particular, pero si hacen que uno disfrute de los pequeños placeres que produce el coleccionismo.
 Actualmente mi coleccionismo de albumes de Tintin cubre muchos frentes,por un lado la edición primera en lomo de tela con los albumes con guardas de cartón grueso, tal y como en mi tierna infancia los veía en el escaparate de las librerías de la calle Sierpes, especialmente recuerdo la de Pascual Lázaro, donde nunca faltaban.Como ese coleccionismo es muy simple, tambien los colecciono en la edición del lomo amarillo en pasta dura y en pasta blanda. Ahora están saliendo con la numeración en el lomo y no puedo resistirme en comprarlos todos.
El caso es que recientemente, he conseguido un ejemplar de primera edición de Tintín y el misterio del Toisón de oro. Tampoco es nada extraordinario porque solo hubo unas cinco ediciones y no creo que se vendies mucho. Lo notable es que prácticamente está sin estrenar, no tiene ni pintadas, ni el nombre del propietario anterior, realmente el libro es un truño, yo cuando lo tuvimos en casa creo que lo leí muy poco. Me puedo imaginar la decepción del chaval que lo tuvo cuando vió que no era un tebeo sino un libro con fotografías y un relato poco afortunado. 
A mí encontrarlo y comprarlo me ha supuesto una gran satisfación, porque el recuerdo que tengo de él es siempre cerrado y reposando en la estantería, hasta que se perdió durante la noche de los tiempos...mi ejemplar de momento reposa con sus compañeros, auque creo que algún día me sentaré a ver las fotos y a leer el cuentecillo que las acompaña, o lo mismo no lo hago nunca.

3 comentarios:

Manuel Vega Fierro dijo...

Buscando El fantasma de las balas de oro en Google he dado con este blog. Yo también soy un fanático de Blueberry, Tintín, Astérix, Mortadelo... Da gusto encontrar gente con la que compartir la afición por el mundo del cómic. Un saludo y enhorabuena por el blog.

Manuel Vega Fierro dijo...

Buscando El fantasma de las balas de oro en Google he dado con este blog. Yo también soy un fanático de Blueberry, Tintín, Astérix, Mortadelo... Da gusto encontrar gente con la que compartir la afición por el mundo del cómic. Un saludo y enhorabuena por el blog.

http://www.artealfa.es dijo...

No había leído esta entrada...!
Me encanta como has contado la historia de tu libro y de tu colección, de un modo u otro así empezamos casi todos...

Fuerte abrazo y enhorabuena por ese ejemplar en perfecto estado,

ArteAlfa