domingo, abril 12, 2009

Lina (Anna) de Cuvelier y Greg

Lina es un comic creado por Paul Cuvelier (1.923-1.978) y Greg (1.931-1.999), la mayoría de los episodios para la revista belga Tintín, no en vano, Cuvelier era amigo de Herge. La producción de la colaboración de Greg con Cuvelier llenó 5 albumes, de los cuales solo 4 fueron publicados en nuestro país. Los albumes originales fueron:

1. La maison du mystère (Anna en la casa misteriosa)

2. Les requins du Korador (Tiburones de Korador)
3. Le piège au diable (
Peligro en la Trampa del Diablo)
4. La caravane de la colère
5. Le secret du boucanier (
El secreto de el bucanero)

Los cuatro relatos fueron publicados por entregas en la revista Gaceta Junior, quedando inédito La caravane de la colère, publicado en 1.973 cuando ya no existia Gaceta Junior. La serie de Lina se convirtío aquí en Anna, y mercería que alguien publicase las cinco historias en un integral, pues Paul Cuvelier es un fiel exponente de los dibujantes de la escuela francobelga, y por otro lado Greg es uno de los mejores guionistas del siglo pasado, una de sus creaccions, Achilles Tallon es una obra maestra absoluta, y de otra de ellas, Comanche, hemos hablado recientemente.
La Maison du mystère, traducida aquí como Anna en la Casa Misteriosa, se publica por entregas en la Gaceta Junior entre los números 1 al 10, en total 44 páginas. Cuenta la historia de una anciana que ha perdido su hija, que se parece mucho a Anna, dado que la anciana ha perdido la memoria, y para ayudarla, Anna se presta a hacer el papel de la hija muerta, pero cuenta con la oposición de Roger, el capullo sobrino de la anciana, que ha adiestrado a los perros de la casa para convertirlos en auténticos asesinos.
Este episodio lo leí por primera vez con la tierna edad de 8 años, y la escena que mas me impresionó fué la larga persecución de los perros a Anna. Tambien que Roger se parecía al vecino del piso de arriba. Pero entre la angustiosa persecución de los perros y las arenas movedizas, es un episodio imborrable en mi memoria.
Le Piège au Diable, traducida aquí como Operación rescate o Peligro en la Trampa del Diablo, se publicó en los números del 12 al 17 de Gaceta Junior, en un total de 30 páginas, y además se publicó en album posteriormente. Aquí Anna, junto con unos espeleólogos intentarán llegar a un avión siniestrado en un lugar conocido como "La Trampa del Diablo". El capullo de turno es uno de los espeleólogos que se llama Bernardo (Bernard), que como Roger, al final acabará en el hospital de paciente del padre de Anna.
Las escenas de los espeleólogos y Anna marchando hacia la Trampa del Diablo por las cavernas subterráneas, son de gran dramatismo, sobre todo en ese recodo donde Anna primero y posteriormente dos de los espeleólogos están a punto de ahogarse.
Como hemos dicho, éste relato fué el único que se publicó en formato album, y fué mucho tiempo después. Aquí reproducimos alguna de la publicidad del evento.
Le secret du boucanier, traducido aquí con acierto, como El secreto del Bucanero, fué publicado desde el 26 al 35 de Gaceta Junior. Aquí el padre de Anna sufre un percance, y les ayuda un misterioso individuo al que los vecinos apodan "El Bucanero"...
El personaje de "El Bucanero" es un individuo muy misterioso, y como dice Anna, conduce con la misma facilidad que monta el caballo blanco llamado Sirocco. Lo interesante es el cariño con el que los dibujantes de la escuela franco belga tratan a los coches.
Un detalle que se aprecia en éste episodio a diferencia de los demás, es la pobreza de los fondos, frente al detalle de los otros .
Lo mas meritorio es el dinamismo de la representación gráfica de El Bucanero y su caballo Sirocco, presentamos aquí la persecución de los "malos" con un coche, a través del campo. Al final del episodio averiguaremos la identidad (y la profesión de El Bucanero).
El episodio Les requins du Korador, traducido aquí como Tiburones en Korador, se publicó a "fuego lento, desde el número 55 al 68, con una media de dos páginas por entrega. Desgraciadamente, la impresión es mucho peor a las anteriores. El relato comienza cuando en Korador, Anna se encuentra con un viejo conocido, El Bucanero.
En Korador, la industria perlífera está sufriendo un duro revés por los tiburones que amenazan a los buceadores, y nuestro amigo El Bucanero, está buscando un sistema para que los tiburones no infesten las aguas de Korador.
Los enemigos a los que tiene que enfrentarse Anna, son Brisbane, el maloso blanco, los nativos Pai-Pai, que Brisbane ha echado encima de nuestra heroína, y los simpáticos animalitos que pueblan la jungla.
Al final, naturalmente, el bien triunfa, y como vemos, el invento de El Bucanero, a pesar del escepticismo que demuestra sobre su repelente de tiburones, es efectivo. Así vemos la curiosa imagen de un tiburón blanco siendo expelido o repelido por el mar....

4 comentarios:

Justo dijo...

No sabes la alegría que me ha dado encontrarme con esta entrada.. recuerdo este personaje de mi infancia cuando devoraba el Gaceta Junior.. cómo será que desde hace tiempo tengo un blog al que bauticé con una de sus aventuras.

Precisamente ese álbum lo pidé repetidamente a los Reyes y nunca llegó...

Un abrazo, gracias por la entrada, me encanta volver a contemplar esas viñetas

Blueberry dijo...

Pues muchas gracias Justo, conozco tu blog y lo he leido en ocasiones, en especial todo lo referente a Korador....para mí la aventura emblemática de Anna fué la de la casa misteriosa.
El único album que hay de esta serie es el que anuncio en el blog, no es difícil de encontrar (eso sí, el precio un pelín carete)
Un abrazo.

jose luis harmonies dijo...

Excelente monográfico, Blueberry, que además me ha dado la ocasión de conocer este interesante blog. Nunca había oído hablar de esta serie;los dibujos me han parecido espléndidos,como los de Corentin. Y con la confianza que me merece Greg como guionista, no dudo de la calidad de las historias. Gracias por remitirme aquí. Saludos!

Ruben Garrido dijo...

Yo me apunto a la admiración de Cuvelier.
Es un narrador y dibujante fantástico.
No me importaría nada tener el conocimiento que tiene Cuvelier del cuerpo humano y de cualquier bicho viviente, vegetación, agua... GENIAL!!!